¡GRATIS! Mejora tu visión en cuestión de semanas poniendo en práctica estas sencillas técnicas naturales

Y olvídate de gafas y operaciones costosas.

Reserva YA mi plaza en el curso online gratuito

¿Quieres mejorar tu visión por medios naturales?

¿Te agobia tener visión borrosa, ojos secos o irritados? ¿Te harta de depender constantemente de tus gafas, lentes o lentillas? ¿Notas que cada vez se te cansan más los ojos y pierdes visión? ¿Te preocupa una posible operación?

Pues tengo una buena noticia.

Aparte de gafas, lentes y operaciones, existe una tercera vía: la Visión Natural, con la que puedes aprender a cuidar de tus ojos y tener hábitos saludables que les permitan mejorar y conservar su capacidad de ver.

Todo ello usando ejercicios y técnicas 100% naturales y científicamente validadas.

En esta página vas a descubrir cómo y por qué funciona ‘Volver a Ver Claro’ por medios naturales, sin lentes ni operaciones y cómo puede ayudarte en tu caso particular.

Dra. Ainhoa de Federico
Universidad de Toulouse

Más sobre mi

Visto en:

77,823

PARTICIPANTES

78

PAÍSES

15

AÑOS DE EXPERIENCIA

Lo que obtendrás con Volver a Ver Claro

Salud

El estado de tus ojos y la calidad de tu visión mejorará. Disminuirá tu fatiga visual y reducirás el riesgo de problemas mas graves.

Autonomía

Dependerás mucho menos de gafas, lentes o lentillas, pudiendo pasar mucho más tiempo sin ellas, incluso librarte de ellas.

Ahorro

Mejorar tu visión te permitirá ahorrar dinero en gastos de gafas, lentillas, tratamientos, visitas médicas y las costosas operaciones.

77,823

Participantes en 78 Países

Opiniones

Ainhoa nos suministró un documento que me hizo mucha ilusión. En él hay frases escritas con tamaños de letra distintos. Optotipo, le llaman. Cuando empecé el curso yo podía leer, sin gafas y con cierto esfuerzo, las frases con letras del tamaño 6. Al acabar el curso yo ya leo, sin gafas y de manera muy relajada, frases con letras del tamaño 2,5. Por decirlo fácil, antes leía letras tamaño mosca y ahora puedo leer el tamaño pulga. Justo esas que hay en los productos donde cuentan los aditivos que lleva el susodicho y que antes no alcanzaba a ver, porque son tamaño 2,5. Lo dicho, o lees el tamaño pulga o te envenenas. Son los beneficios de hacer el curso ‘Volver a ver Claro’.

Carme(España)

Acabo de ir al oftalmólogo para que evaluará mi visión y tener un registro de mi punto de partida aunque sólo llevo 2 semanas practicando el palmeo y baños de sol, me he encontrado con la sorpresa de que ¡tengo una dioptría menos! No saben la felicidad que sentí de en tan poco tiempo ver resultados medibles.

LuCoria(México)

Les cuento que soy oftalmóloga y al menos en mi país una gran parte de la población no se interesa por hacer ejercicios a diario y prefieren una cirugía y ya. Para mí, bueno, sé operar muy bien y me encanta hacerlo, y aunque sostengo que la mejor cirugía es la que se puede evitar, igual que el mejor medicamento es el que podemos no recetar, muchas veces desanima ver tan poco interés en La auto-sanación a través del trabajo constante y consciente. ¡Me siento feliz de haberte encontrado, Ainhoa, tu método y la dinámica que creas!

CeciliaOftalmóloga - (Chile)

Llevo dos días sin usar las gafas para mirar de lejos, con tanta seguridad como para conducir. He gozado como una niña pequeña de recuperar la amplitud de la mirada, los colores, intensidad de luz, percibir el movimiento de los animales, ver las plantas... Soy fiel al palmeo y asoleo diario y empecé con el folio de los micro caracteres viendo borrosa toda la hoja, ahora ya puedo distinguir las formas de las palabras hasta el tamaño 14.

María(Honduras)

Acabo de salir de la oftalmóloga que tenía agendada hace tiempo para graduación y he reducido casi una dioptría de cada ojo. ¡Estoy súper feliz! Y a por más. Gracias por descubrirme este curso y gracias por el apoyo y el ánimo que estoy sintiendo, que me hace mejorar cada día.

Tania(Uruguay)

Realmente me apunté en el curso de Ainhoa porque lo encontré interesantísimo. El hecho de que la vejez realmente genera pérdida de la vista (tengo 70 años) me hizo cambiar totalmente mi perspectiva. He usado anteojos durante muchísimos años, toda mi vida, y hoy día puedo leer, puedo tener experiencias totalmente diferentes, sin necesidad de usar anteojos. Esto es lo que realmente puedo apreciar de este curso más que cualquier otra cosa en mi vida: devolverme realmente mi capacidad de poder VER.

Jaime(Costa Rica)

Comencé con síntomas de presbicia hará un par de años, con épocas en que veía mejor, otras volvía a ver un poco borroso, y en el último mes noté bastante empeoramiento. Debo decir que del curso sólo hacía algo de asoleo y palmeo y en los últimos meses solo palmeo, pero en la última semana empecé a notar bastante mejoría, y en mi caso esto no es debido a prácticas físicas, porque no cambié nada, sino a haber hecho cambios en el nivel emocional. Aún me queda un poco por mejorar, pero la diferencia es evidente.

Daniela(Argentina)

Ayer por fin salí a la calle sin gafas y fue increíble que puedo ver mejor de lejos y de cerca. Ayer redescubrí mi barrio, no sabía de negocios que había, por ejemplo una bordadora de nombres y logos y yo iba a 30 minutos de mi casa para que me hicieran ese trabajo. Ayer me descubrí caminando en presente y fue muy bueno.

Aurora(Ecuador)

Hoy es el mejor día de mi visión. Es demasiado maravilloso poder ver de la manera como lo estoy haciendo. Mi visión de lejos está muy nítida y la cercana igualmente. Esto es un regalo del cielo. GRACIAS. Me miro al espejo y puedo ver mis ojos que antes siempre eran borrosos. Leer el celular sin lentes era todo un esfuerzo. Ahora veo, VEO y es maravilloso. Sé que seguiré mejorando y disfrutando cada día de este logro ya prácticamente alcanzado. Gracias Ainhoa. Gracias Dios mío.

Clara(Colombia)

Hola Ainhoa. He estado un poco ausente porque me concentré en conseguir un empleo que me interesaba mucho ¡y lo conseguí! Este curso me sirvió mucho también para conseguir esa seguridad que me faltaba y ahora vuelvo al curso muy ilusionada, con mucha confianza y con muchas ganas de practicar de nuevo. Saludos desde Canadá.

Alejandra(Canadá)

Hoy por primera vez he empezado a ver las matrículas de los coches a una distancia que antes no. Antes veía los números como mezclados unos encima de otros y no los distinguía y ahora los veo más nítidos. ¡Y cada día mejor!

Mila(España)

Algo más que agradecer de tu curso que no es solo a volver a ver claro, sino a tener mejor calidad de vida, y sentirse físicamente genial. ¡Voy por lo que falta! Este curso me ha sorprendido y he recibido más de lo que esperaba. MIL GRACIAS.

José A.(México)

Noto que mejoro mi visión a medida que aprendo a relajarme y no querer saber todo, controlar todo, ver todo y saber todas las respuestas. Este nivel de profundidad que me ha dado el curso me conmueve mucho. Gracias.

Inés(Panamá)

Yo tenía cataratas y tenían que operarme. Decidí no hacerlo y me auto regalé el curso por mi aniversario. Pasé el examen del carnet de conducir, me han dado el carnet por 5 años y continúo el curso. Mis ojos están más relajados y yo también. Con el tema de las cataratas está muy claro en mi caso que se juntaron un montón de cosas que inconscientemente decidí poner cortina gorda para no verlo. Diez años más tarde he decidido apartar la cortina y me encontré vida al otro lado. Muchas gracias Ainhoa.

Assumpta F.(España)

El curso ha sido superinteresante. No me esperaba realmente TANTAS cosas nuevas. Todo fue nuevo. Aprender cómo los ejercicios para mejorar la visión, cómo ver más claro, que ver claro es natural, que no necesitamos lentes, que hay muchas creencias impuestas y todo eso hoy se fue. Muy agradecida con Ainhoa por todos estos conocimientos. Y toda esta experiencia, la verdad estoy feliz, y cada minuto, cada instante ha valido el tiempo invertido aquí. Gracias.

FabianaFisioterapeuta - (Costa Rica)

Acabo de ver el vídeo del Samurái y realizado el ejercicio de presencia. Ha sido un descubrimiento absoluto, mis ojos me lo han agradecido muchísimo y sí que me ha parecido ver un cambio de visión sutil, sólo en 30 segundos, ¡estoy tan emocionada! Ya puedo ver la pantalla del ordenador a una distancia normal sin gafas de cristal ni agujeros.

Astrid(España)

Participé en ‘Volver a Ver Claro’ porque mi visión cercana ya era muy poca, necesitaba de lentes para ver cosas de cerca, leer, entonces a través del taller fui mejorando mi visión y puedo decir que mejoró en un 80%. Ya el uso de lentes ha disminuido muchísimo, a menos que sean cosas muy muy pequeñitas, y me siento muy satisfecha, muy contenta por esta experiencia, y sigo practicando lo que aprendí en el taller, gracias.

EdalisTerapeuta - (México)

Soy consciente de que el tema emocional se va asentando, y me doy cuenta de que mi vista ha mejorado en nitidez, claridad, volúmenes... y de vez en cuando tengo segundos de visión clara y normal, y en estos segundos siento algo en el pecho y mi corazón se desboca, respiro profundo y me digo que todo está bien, que puedo ver claro todo el tiempo, y estoy segura de que sucederá muy pronto.

Belinda(España)

Estoy feliz por haber realizado el curso ‘Volver a Ver Claro’. Sí tenía alguna dificultad para ver, me ha mejorado mucho. He tenido unas experiencias muy muy bonitas, me he sentido feliz, he mejorado, y he percibido también muchos cambios, pero muy muy palpables, sobre la lectura. Antes podía ver en el número 7 del optotipo y ahora veo en el 4.5 así que sí fue sorprendente. ¡Veo Claro!

CristinaEnfermera - (México)

Ahora me muevo en mi cuerpo con mayor gozo, placer y dinamismo. Coordino mejor y a veces veo el perfil de las montañas con mi ojo izquierdo, que comenzó con -11 dioptrías. Además, hoy he logrado ver a la distancia del codo todos los optotipos hasta el más pequeño en un momento de visión clara. Felicidad es poco.

Rosa(España)

Mis padres me apuntaron a este taller (aún no soy mayor de edad) porque quería sanar mi vista. Tenía problemas de miopía, y llevaba como 8 semanas con lentes. Después me enteré del taller y vine, y pues poco a poco fui viendo la mejoría, cuando antes las letras se movían y no las podía enfocar bien, poco a poco fui enfocándolas, y se dejaron de mover. Mejoré un 85%.

Guadalupe(México)

¡¡¡Qué bueno!!! Variación, flexibilidad, movimiento, todo en contra de la rigidez. Es una constante en tus respuestas. Aplicado a todos los contenidos y actividades de este curso. Claro y oscuro, en vez de la monotonía y la tristeza del gris. Todo como a nuestros ojitos les gusta. Empiezo a ver claro. Sabia Ainhoa, mis ojos te comprenden.

María(España)

Tomé este curso porque últimamente sentía que mi vista era borrosa y quise mejorarla, y lo logré, mejoró mi vista. Tenía desde los 20 años miopía y astigmatismo y eso fue como cambiando un poco, pero últimamente sí me preocupó el tener mi vista borrosa. Por eso decidí tomar este curso porque quería ver claro. Desde que llegué, el lugar fue para mí muy alentador porque desde el principio sentí que mejoró mi vista. Y posteriormente pues con los ejercicios, y con todas las actividades que logramos hacer, pues recuperé y vi mejor. Vi más nítido, más claro, vi las formas mejor y eso me dio mucho gusto.

IldelisaEnfermera - (México)

Cuando llegué al curso presencial me quité las gafas y no he vuelto a usarlas desde entonces. Ahora ya leo letra bastante pequeña en las etiquetas, en el ordenador, y cuando no veo bien un número o letra pequeña, en vez de coger las gafas, parpadeo, intento enfocar, cambio la distancia, busco otra luz, y consigo verlo. Estoy trabajando en el ordenador, escribiendo, leyendo libros, revistas, ..., todo sin gafas, y me sale de forma natural. Es un avance importantísimo para mi porque me sale natural. Pero además, hoy he percibido un nuevo color o tono en un cuadro maravilloso que tengo en mi casa. La emoción al descubrirlo fue maravillosa. Me siento feliz y muy satisfecha de mi misma. Así que por si alguien tenía alguna duda: la energía de este grupo tiene un poder sanador incalculable. Así que gracias a todos.

TereixaPeriodista - (España)

Mientras más avanzo con el curso, veo como todo lo emocional no digerido, asimilado, trabajado o vivido con inteligencia nos hace mucho daño en la vista y en todo lo demás. Es tan importante ser responsables de nuestras emociones... pero nadie nos lo enseña. Vamos a la escuela aprender matemáticas y otras cosas pero de verdad debería haber materias obligatorias como la inteligencia emocional como le llaman ahora, clases de meditación, de respiración, etc. Ahora que estoy trabajando en todo ello por mi, por mi vista, por mi salud emocional y por la de mis hijos, cada vez le tomo más importancia y consciencia.

Mariflor(México)

Me apunté al curso de Visión Natural porque desde los 5 años estaba llevando gafas, después me operé y me volvió a aumentar la vista, entonces me pareció muy interesante que por medios naturales se pudiera corregir y así fue. En cuestión de un mes he visto cómo mejora mi vista. Ya no utilizo para nada las gafas. Y eso era impensable antes. O sea, yo, desde que me levantaba me las ponía. Y ahora sólo utilizo un poco por seguridad para conducir pero el resto del tiempo no las uso. Este curso ha mejorado no solo mi vista sino que ha mejorado mi seguridad, han mejorado mis pensamientos, mis emociones, porque tiene un abanico muy grande en el que puedes mejorar. En el que abarca muchas cosas: alimentación, abarca meditaciones... entonces no solo mejora tu vista, mejoras TÚ. Mi vista habrá mejorado sobre un 80%, ¡y seguirá mejorando hasta un 100%!

Vanesa(España)

Soy una persona que me habían diagnosticado una enfermedad que los oftalmólogos y los retinólogos, habían invalidado o dicho que no iba a poder ver nunca. Fui a un curso muy especial de la Dra. Ainhoa para sanar a través del amor, y a través de este amor es como yo siento una alegría profunda porque entré sin ver nada, ciega. Entré sin apreciar luces o colores. Y poco a poco mis ojos se fueron abriendo. De tal forma que ahorita percibo luces, colores, formas y con gran alegría y con gran placer recibo ese amor de este curso para mi ser. Gracias.

Andrea(México)

Vine a Costa Rica a tomar el curso presencial y me siento muy feliz, sin duda tengo más claridad de visión, he aprendido muchas técnicas para relajar mis ojos. Nada más comencé el curso no he tenido cansancio en los ojos, de lo cual sufría mucho, así que estoy muy alegre de haber recibido y llevarme conocimiento conmigo.

Mario(Honduras)

Mi experiencia en el curso ha sido fantástica, porque yo tenía astigmatismo y miopía desde hace muchos años. Y desde hacía un año, noté que tenía presbicia también. Lo primero, lo he notado en la presbicia: que ha sido una recuperación. Yo para ponerme el colgante pues tenía que hacer gestos, para enfocar bien el broche, pero ya no ocurre eso, y en cuanto a la miopía, noto que los colores son más intensos, las profundidades son mucho más definidas. Como he sido informático, creo que debo de corregir unas posturas y unos esfuerzos visuales, unas tensiones que una vez que las vaya eliminando, se irá corrigiendo. Os recomiendo el curso porque es maravilloso, Ainhoa es fantástica, y se aprende muchísimo. Explica muchas cosas, muy entendibles, y luego las prácticas son divertidísimas, es maravilloso. Os invito a que os apuntéis y animaos porque seguramente, recuperéis visión.

ÓscarInformático - (España)

Tenía un padecimiento congénito, una lesión en la córnea izquierda, miopía, astigmatismo, y cada vez se me estaba dificultando más ver correctamente sin los lentes. Había momentos en que ni siquiera podía distinguir un rostro ya muy cerca. En mi trabajo tengo que estar prácticamente todo el tiempo en la computadora, entonces era muy cansado leer, algunas cosas me generaba dificultad ya para moverme porque en la calle no alcanzaba a ver los letreros, no alcanzaba a veces a distinguir la luz de los semáforos, si no llevaba lentes algunas veces tenía que recurrir a las personas para preguntarles qué decía el letrero del autobús, o pegarme mucho a un lugar hasta atravesar una calle. Y ahora, cuando hay luz solar ya no uso los lentes, solamente cuando tengo que leer algo muy preciso pero es como si ya no tuviera la miopía y el astigmatismo. En algunas ocasiones incluso me tengo que quitar los lentes porque me estorban y me distorsionan la visión. Suelo manejar motocicleta y con el casco no me cabían los anteojos, y ahora que durante el día puedo estar sin ellos, ¡pues ya puedo hacer cosas como manejar. La parte que a mí me pareció más fuerte, más importante, con la que me quedo, es que el mejorar a nivel físico mi visión, fue solamente la consecuencia de enfocarme en aspectos muy internos, en creencias, en emociones, y algo muy importante como la actitud, hacia la vida y hacia las situaciones que se experimentan.

Alejandra(México)

Desde hace muchos años y hasta el año pasado, cuando subía la persiana veía una montaña grande, una masa verdosa, con algunos puntitos blancos. Como llegué a esta casa en invierno pensé que sería nieve pero, cuando llegó el verano, los puntitos seguían allí y ya me di cuenta de que no podía ser nieve. Después de hacer el curso ‘Volver a Ver Claro’ veo: Que la susodicha no es una montaña, ¡son tres! y puedo definir perfectamente los contornos de cada una de ellas. Incluso los tonos de la vegetación de las tres son bien distintos. Soy capaz de distinguir árboles de distintos tamaños y especies en lo que antes era una masa verdosa. Y, por fin, aclaré el misterio de los puntitos blancos. ¡Son casas! Y no solo eso, sino que, además, puedo definir perfectamente las formas de la mayoría de ellas. Además, me he dado cuenta de que no son todas blancas. Hay cuatro amarillas y tres de un tono anaranjado. Creo que esas últimas, ni tan solo alcanzaba a verlas antes. Fue un efecto parecido al de cuando me puse las gafas a los 14 años, que salí de la óptica a la calle y andaba como alucinada, mirándolo todo. Recuerdo que decía: ¡Oh! Yo no sabía que se podía ver tan bien. Pues es el mismo efecto, pero sin gafas. ¡A estas alturas, ya estaba harta de ellas!

CarmeEscritora - (España)

Vean que yo tenía problemas de la vista. Me enteré de la doctora Ainhoa y asistí a un taller con ella que me encantó porque después de todas las vivencias y experiencias que hicimos allí con lo que ella estuvo enseñando, realmente mi vista mejoró, les puedo decir que en un 80-90%, entonces les comparto porque me imagino que hay muchas más personas que, igual que yo tienen problemas de visión, porque la mejoría es real, gracias.

Nelly(México)

Quiero compartir con una EXPERIENCIA para mi muy positiva. Poder ver la luna tres veces por milésimas de segundo perfecta, sin deformación o reflejos. Hace casi dos años que por primera vez me di cuenta de que no podía ver la luna bien. Ahora se trata de seguir trabajando para conseguir ver la madre luna com ya he podido hacerlo por unos instantes y mantener su buena visión en el tiempo. Muchas GRACIAS por toda la buena energía que siento en el curso y un fuerte abrazo.

Marga(España)

Vine al curso con toda la ilusión de volver a ver, y me voy con una sensación muy grande porque logré mi objetivo, ya no tengo diplopia.

Tere(México)

Mi éxito y logro más grande es dejar atrás mis dolores de cabeza. También quiero decir que he adelgazado muchísimo al hacer la dieta disociada y me ha hecho mucho bien el módulo sobre nuestra alimentación. Sobre mi visión, puedo ver la hora en el reloj de pared, ¡ni me lo creo! Y ahora puedo usar la computadora sin llevar los lentes, aunque aún me queda mejorar más. Y algo a destacar también es que noto mis hemisferios más equilibrados, sobre todo cuando bailo, coordino mucho mejor.

Tania(España)

Quiero dar mi opinión sobre los cursos que imparte la terapeuta Ainhoa. Me afectaba mucho la claridad solar y siempre había tenido que usar gafas oscuras para manejar y andar en la calle era sinónimo de traer gafas oscuras. Al día siguiente del curso para ir a trabajar, tuve que salir a hacer unas cuestiones, todo esto al pleno sol de Coatzacoalcos, y me di cuenta que en ningún momento tuve que salir frunciendo el ceño del dolor de ojos que siempre me daban, ni tuve la necesidad de ponerme las gafas. Puedo dar con mi experiencia, la garantía de que la terapia de la doctora es muy útil para la vista y le agradezco mucho esto que hizo porque era un fastidio ir todos los días con gafas para salir a la calle. Ahorita de hecho estoy viendo hacia la claridad y el sol no me molesta en absoluto, ando manejando sin gafas y pues no tengo problemas, ni me duelen los ojos ni me duele la cabeza, como si nunca hubiera tenido este problema a pesar de que esto fue años de haberlo estado sufriendo. Les comparto mi experiencia para que ojalá a ustedes les funcione de la misma manera o mejor aún en lo que sea que tengan y muchas gracias.

Jaime(México)

Consideré que ‘Volver a Ver Claro’ de la Dra. Ainhoa de Federico era un gran proyecto y un gran taller. Al salir de cada sesión, la gente se quitaba y guardaba sus gafas. Incluso con la primera clase, ya volvieron sin las gafas y aún siguen sin llevarlas. Salían de las conferencias son una sonrisa en los labios y un bienestar infinito. La gente me decía que había practicado y había tenido mejoras en su visión en cada sesión. Como caso muy especial quiero contar que un auditor ciego, al finalizar la sexta sesión, decía que podía percibir las ventanas y colores y estaba emocionado e impaciente por continuar con técnicas más avanzadas de Visión Natural. Estoy impaciente de volver a proponer estos ciclos.

Danielle RochefortResponsable en la Universidad de Toulouse - (Francia)

De los 15 a los 33 años utilice lentes. Tuve hasta 8 dioptrías y 7 de miopía y astigmatismo. Hago mucho trabajo en computadora y con mi situación personal tensa, a los 40 apareció la presbicia, que se juntó con la miopía y astigmatismo. Topé con Ainhoa y me lancé a una nueva oportunidad que ha sido una transformación, y no solo de la vista. Antes era incapaz de leer sin lentes y ahora lo hago todo sin ellas, hasta manejar. He recuperado la felicidad de ver directo, veo a los lados, veo colores, formas, espacios, todo sin anteojos, hasta veo películas con subtítulos.

MargaritaProfesora en la UNAM - (México)

“Yo tenía hipermetropía y astigmatismo y aunque no era una graduación muy alta, vivía con gafas permanentemente. Era lo primero que buscaba en mi mesilla cuando me despertaba por las mañanas y lo último que dejaba al acostarme por las noches. A mi hija Olivia de 7 años, le detectaron 4 dioptrías de hipermetropía y nos apuntamos las dos al curso. Ambas hemos dejado las gafas y estoy tan feliz por Olivia... porque yo notaba que llevar gafas le limitaban movimiento al correr, saltar, subirse a un árbol... ¡a vivir como una niña feliz! y con el curso, ella misma se ha quitado las gafas. Lo más fundamental para mí ha sido vivir este proceso con confianza y siento que dejar las gafas solo ha sido el primer paso de algo mucho más profundo. Ahora noto que soy dueña de mi visión y eso implica mucho más, que sólo conoceréis al hacer el curso ‘Volver a Ver Claro’. Lo recomiendo sin dudar, porque nos ha cambiado la vida.

IsabelInfoproductora - (España)

Siempre he sido mujer estudiosa y de mucha lectura y utilizo lentes desde los 13 años, y casi todos en mi familia también. También he sido muy fotosensible desde la adolescencia y necesitaba gafas oscuras para salir de casa, porque me dolían mucho los ojos. Hacer el curso me sorprendió mucho porque paso muchas horas al día leyendo, y frente a la computadora, y les aseguro que es una maravilla no tener que utilizar las lentes. Tampoco necesito ya las gafas oscuras en la calle, con luz de sol, ya no me molestan los ojos. Agradezco inmensamente esta oportunidad, porque invertir en salud y en algo tan importante como nuestros ojos, no tiene precio.

MagdaPsicóloga - (México)

¿Quieres volver a ver claro?

1

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.

Quisque molestie tempus mauris id tempor. Aliquam varius massa in eros ultrices laoreet. Donec arcu lectus, consectetur sit amet tortor eget, volutpat molestie justo.
2

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.

Quisque molestie tempus mauris id tempor. Aliquam varius massa in eros ultrices laoreet. Donec arcu lectus, consectetur sit amet tortor eget, volutpat molestie justo.
3

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.

Quisque molestie tempus mauris id tempor. Aliquam varius massa in eros ultrices laoreet. Donec arcu lectus, consectetur sit amet tortor eget, volutpat molestie justo.