¿Te gusta aprender, evadirte o soñar mientras lees? ¿Te has preguntado alguna vez qué beneficios obtienes cuando lees a menudo?

En nuestro blog ya hemos mencionado anteriormente los beneficios que ofrece la lectura, comprobados por diversos estudios científicos:

  1. Optimiza las conexiones cerebrales
  2. Aumenta tu vocabulario y comprensión
  3. Te da herramientas para tener más empatía hacia los demás
  4. Te ayuda a prepararte para dormir
  5. Reduce el estrés
  6. Disminuye la presión sanguínea y el ritmo cardiaco
  7. Combate los síntomas de la depresión
  8. Previene el deterioro cognitivo al ir envejeciendo
  9. Contribuye a tu longevidad

Hoy vas a descubrir varias nuevas formas de optimizar estos beneficios y disfrutar aún más de la lectura mientras cuidas tus ojos y tu visión.

Estas prácticas que vamos a presentar se encuentran —entre muchas otras— en el curso Mejora tu Visión Leyendo. Puedes encontrar más información sobre este curso aquí.

En este artículo también compartimos nuestros materiales sugeridos para estas prácticas, para facilitarte el acceso a ellos si deseas adquirirlos.

Vídeo de consejos sobre visión y lectura

Para entrar en materia de manera amena y distendida, nada mejor que descubrir o volver a ver este vídeo con consejos importantes sobre visión y lectura.

Cómo evaluar tu progreso

Al practicar los ejercicios y técnicas de Visión Natural, percibirás muchas mejoras subjetivas —que son muy importantes— y también podrás comprobar y medir logros objetivos.

Más abajo te explicamos cómo medir tu agudeza visual con los optotipos Snellen y evaluar la amplitud de tu campo visual con una cinta métrica.

Toma estas medidas al principio y al final de tu periodo de práctica y luego compara las medidas de antes y después. ¡Celebra siempre tus logros!

Usa un optotipo para medir tu agudeza visual

Coloca el optotipo a la altura de tus ojos en una pared de tu casa, preferiblemente en un lugar donde le llegue abundante luz natural y artificial.

Coloca la nariz contra el optotipo y aléjate de él hasta alcanzar una distancia en la que puedas ver con claridad y sin esfuerzo la línea 3 pero no la línea 4. Marca el suelo a esa distancia con cinta adhesiva o un post-it con tu nombre y la fecha.

Tápate un ojo con la mano y repite la operación; marca el suelo a esa distancia incluyendo tu nombre, la fecha y de qué ojo se trata. Haz lo mismo con el otro ojo, indicándolo también en el suelo. Es posible que las tres marcas estén a diferentes distancias.

Aquí tienes dos optotipos diferentes que puedes utilizar para esta práctica:

Optotipo Snellen

Optotipo Snellen en tamaño de bolsillo

Usa una cinta métrica para evaluar la amplitud de tu campo visual

Sostén una cinta métrica con los pulgares. Míralos y aléjalos hasta que dejes de verlos.

Puede que llegues a los 180° o que tengas que parar antes. En el punto en que dejes de percibirlos, anota la medición de la cinta métrica en tu cuaderno.

A continuación te sugerimos dos opciones de cinta métrica en caso de que aún no tengas una en casa:

Antes de leer

Dedica un tiempo a prepararte para leer en las mejores condiciones posibles y así optimizarás los beneficios que obtendrás de la lectura.

Tu entorno de lectura

Sentarte cómodamente y asegurarte de que las condiciones de sonido, oxigenación y humedad sean las adecuadas son pasos importantes para crear el mejor entorno de lectura posible.

Siéntate cómodamente

Si deseas optimizar los beneficios de la lectura al tiempo que cuidas tus ojos y tu visión, es importante que utilices una silla cómoda cuando leas.

Los asientos ergonómicos balans (posición de rodillas) mantienen la espalda erguida y permiten cierto movimiento para que la espalda se mantenga flexible. Aquí tienes algunas sugerencias:

También puedes utilizar una silla con respaldo. Siéntate con toda la espalda apoyada para que la silla soporte todo el peso. Aquí tienes una sugerencia de silla con buen soporte para la espalda, los brazos y la cabeza:

Con este tipo de silla, también es importante mantener las rodillas en ángulo recto y los pies apoyados en el suelo o en un reposapiés como estos:

Una última opción es una pelota de pilates, que permite cierto movimiento y una postura erguida al sentarte. Al sentarte en ella también se fortalecen los músculos de tu espalda y tu equilibrio.

Condiciones de sonido

Para poder concentrarte en la lectura, es importante que tengas en cuenta las condiciones sonoras de tu entorno de lectura. Si hay ruido, esto probablemente interferirá con tus funciones de concentración visual.

Elige un lugar tranquilo o donde puedas poner música suave y agradable que invite a la relajación y a la concentración. Si el ruido es inevitable, puedes utilizar tapones para los oídos como estos:

Oxigenación y humedad

Es muy útil tener plantas para oxigenar el lugar donde lees y propiciar un estado de ánimo positivo.

Además, cuando estás leyendo o mirando una pantalla tiendes a olvidarte de parpadear, lo que impide que tus ojos se hidraten correctamente.

Para que tus ojos permanezcan bien lubricados, recuerda parpadear cada 2-3 segundos. También puedes utilizar un humidificador o un difusor como estos dos de abajo:

Tu postura de lectura

A continuación vemos con más detalle la importancia de la postura a la hora de leer y cómo optimizar este importante aspecto.

Compensa la forma en que usas el cuerpo y los ojos al leer

El cuerpo no está hecho para permanecer quieto durante mucho tiempo como lo hacemos cuando leemos. Por ello, para cuidar los ojos y poder leer más y mejor, deberás compensar pasando tiempo al aire libre, moviéndote y mirando de lejos objetos en movimiento.

También tendrás que compensar la forma tan específica en que funcionan los ojos al leer. Una actividad muy recomendable es hacer malabares con pelotas como las que se muestran a continuación.

Al seguir objetos en 3D en movimiento, tus ojos se movilizan y trabajan en coordinación con tus manos. Esto significa que los utilizas de una manera muy diferente a cuando lees.

Cambia de postura al leer

Si pasas mucho tiempo leyendo o delante del ordenador, es muy útil que cambies de postura para no cargar siempre las mismas partes del cuerpo y para que tus ojos miren a distintas distancias.

A continuación te proponemos tres posturas diferentes:

  1. Siéntate frente a una mesa con los pies apoyados en el suelo y utiliza un atril como los que se muestran a continuación; de esta forma podrás mantener el libro a una altura adecuada para tus ojos. También puedes inclinar el libro y ponerlo a la distancia de tu codo o un poco más lejos para variar, pero siempre con el centro del libro ligeramente por debajo de tus ojos.
  1. Utiliza un escritorio de pie como el de abajo. Estando de pie, podrás mover tu cuerpo mientras lees.
  1. Utiliza un sillón ergonómico de relajación. En este caso es importante sostener el libro a una altura adecuada. Puedes utilizar un cojín para mantener los codos levantados.

Usa un puntero para leer

Utiliza un puntero como los que aparecen a continuación para seguir tu lectura y favorecer un tipo de coordinación ojo-mano-cuerpo. De este modo, te resultará más fácil seguir las líneas que leas, con una mayor atención, rapidez y comodidad.

Importancia de la luz

Estos son los diferentes tipos de luz artificial, ordenados de mejores a peores para tus ojos y tu visión, y especialmente para la lectura:

  1. Luces halógenas e incandescentes. Son más cálidas y relajantes y tienen un rango de frecuencia más amplio. Por desgracia, hoy en día son cada vez más difíciles de encontrar.
  2. Luces LED.
  3. Luces fluorescentes.

Dado que las luces LED son las mejores luces artificiales que se pueden encontrar en la actualidad, vamos a ver los tipos de luces LED más adecuados que se pueden utilizar: las luces LED regulables.

Con este tipo de luces puedes ajustar la intensidad. Podrás bajarla por la noche y pasar a tonos amarillos, anaranjados o rojizos, que son más cálidos.

De este modo, tus luces LED pueden simular las diferentes tonalidades de la luz natural y emitir luz azul durante el día y luz rojiza por la noche.

Esto te ayudará a seguir leyendo sin dañar tus ojos ni alterar la calidad de tu sueño y la regeneración de tu organismo.

A continuación te sugerimos algunos productos de luz LED regulable:

¡Practica y comprueba los beneficios que obtendrás!

Al facilitarte y hacerte más agradable la lectura, estas buenas prácticas te aportarán más beneficios como los que hemos compartido antes, entre ellos optimizar tu cerebro y tu comprensión, aumentar tu empatía, mejorar tu salud y tu bienestar, ¡e incluso ayudarte a vivir más tiempo!

Si ya te apasiona la lectura, ¡imagina cuánto más la disfrutarás poniendo en práctica estos consejos! Todo ello cuidando mejor tus ojos y tu visión.

Vamos a compartir más consejos sobre lectura y visión, junto con nuestros materiales sugeridos, para facilitarte el acceso a ellos. ¡Haznos saber en los comentarios si has disfrutado de este artículo y si ya estás deseando leer el siguiente!

Como afiliado de Amazon, Volver a Ver Claro obtiene comisiones de compra destinadas a los afiliados que cumplen con los requisitos pertinentes.

2 Comments

Deja tu Comentario