Introducción

El foro mundial NaturalVision 2020: Bringing a New Vision to the World

Como quizá sepas, entre el 16 y el 19 de febrero de 2021 celebramos la cumbre internacional sobre visión NaturalVision 2020: Bringing a New Vision to the World en inglés. Durante esos cuatro días, 30 de los mayores expertos mundiales en visión natural (de 20 países diferentes) tomaron la palabra en lo que fue un evento único.

Todos ellos compartieron generosamente su conocimiento, sabiduría, talentos y experiencia para ayudar a los participantes a mejorar su visión de forma natural. La participación en vivo fue gratuita, con la posibilidad de adquirir las grabaciones para siempre.

El I Foro Online de Visión Natural: Una nueva forma de ver

Este foro en inglés se apoyó en el tremendo éxito de una experiencia anterior, el I Foro Online de Visión Natural: Una nueva forma de ver en español que organizamos entre el 14 y el 17 de julio de 2020. También fue un acontecimiento extraordinario, con la intervención de más de 20 expertos en visión natural y técnicas complementarias de 11 países y miles de entusiastas participantes en las charlas en directo. El formato fue similar, igualmente con la posibilidad de adquirir las grabaciones.

Gran parte de nuestra querida comunidad de visionari@s llegó a nosotros después del primer foro en español, con lo cual no tuvo la oportunidad de aprovechar estas charlas en directo, y habrían querido participar en el segundo foro, pero la barrera del idioma se lo impidió.

Extracto de la entrevista a Nathan Oxenfeld

Con mucho cariño hoy voy a poner a tu disposición en español contenidos muy especiales de este segundo foro, que tanto interés suscitó en nuestra comunidad. Concretamente, el presente artículo recoge un extracto de la entrevista a Nathan Oxenfeld, que fue una de las más apreciadas por los participantes en el evento.

Visión y misión: la difusión de la visión natural

Nathan es un educador visual muy reconocido y querido por sus colegas en todo el mundo. En su vida, una vez que entró en contacto con esta nueva manera de ver y consiguió mejorar su propia visión de forma natural, se propuso ayudar a otras personas a hacer lo mismo.

Nathan Oxenfeld, prominente educador visual

En 2014 creó un canal de YouTube, que ahora cuenta con más de 30.000 seguidores, y es el presentador de los podcasts The Naked Eye y Better Eyesight. También es autor del libro Give Up Your Glasses For Good: Holistic Eye Care for the 21st Century, que le ha llevado a realizar varias giras para ofrecer charlas e impartir talleres por todo el mundo. Participa en grupos como la Association of Vision Educators [Asociación Americana de Educadores Visuales] —de la cual también soy miembro yo misma— y la International Light Association [Asociación Internacional de la Luz]. También ha producido el nuevo documental Vision 2020: From Eyesight To Insight en colaboración con Barry Auchettl, como modo de difundir más ampliamente la visión natural, y tiene la misión de concienciar al público sobre el cuidado holístico de los ojos en todo el mundo.

El documental Vision 2020: From Eyesight To Insight

Historia de transformación de su visión

Nathan, como muchas otras personas, anteriormente llevaba gafas y pensaba que pronto tendría que operarse de los ojos. ¿Te gustaría saber cómo no solamente consiguió mejorar su visión naturalmente, sino que además decidió dedicarse a compartirlo con otras personas? Pues te lo cuento a continuación:

Nathan oyó hablar de la visión natural por primera vez en 2007. Llevaba gafas desde que tenía siete u ocho años y se planteaba seriamente operarse, pero un amigo le presentó el Método Bates y decidió probarlo.

Cuando hizo la prueba se encontraba en Islandia, siguiendo un programa de estudios de tres meses en el extranjero, y llevaba gafas de -4 en miopía y -2 en astigmatismo. Durante el viaje hacia allí, conoció a una persona en el aeropuerto que llevaba gafas estenopeicas y él nunca había visto nada parecido. Era un compañero de clase, y mientras se conocían le preguntó por esas gafas.

Su compañero le explicó que le resultaban muy útiles para ver mejor y esto le inspiró curiosidad. Se las probó, quedó impresionado y quiso saber más sobre la visión natural, ya que su compañero de clase acababa de seguir un curso al respecto en India.

Al terminar aquel periodo de tres meses en Islandia, durante el cual dejó de lado las gafas por primera vez desde que era niño y puso a prueba los ejercicios y consejos de visión natural que aprendió por su cuenta, comprobó que sus gafas ya no le valían porque le había bajado la graduación. Animado por este éxito, siguió investigando y practicando hasta que llegó a un punto en el que se quedó estancado en su progreso.

En ese momento pensó que iba a necesitar a alguien que le acompañara en este camino para ir más allá. Comenzó a buscar y le entusiasmó ver que había muchas personas en todo el mundo que enseñaban los principios de la visión natural. Tras considerar varias opciones, eligió a la Dra. Jerriann Taber, educadora visual californiana.

Al empezar a trabajar con ella, el cambio fue radical. Llegó a la conclusión de que, a pesar de su disciplina y motivación para mejorar su visión, no habría podido progresar más sin la ayuda de alguien que le aconsejara, animara y corrigiera cuando fuera necesario. Era mucho más relajante ponerse entre las manos de esta gran profesional y saber que podría avanzar sin temor a equivocarse. El acompañamiento de la Dra. Taber fue lo que le permitió lograr una transformación completa y definitiva; también le hizo darse cuenta de la necesidad que existe en el mundo de contar con más educadores visuales, y le dio una motivación especial para convertirse en uno de ellos.

Qué bonita historia, ¿verdad? Y ahora que conoces mejor a mi compañero y amigo Nathan (me ha parecido especialmente interesante lo que contaba de cómo le resultó mucho más fácil y seguro mejorar su visión con el apoyo de un educador visual profesional), me gustaría traerte dos ejercicios especiales que él mismo aportó durante su intervención y que forman parte de las claves que él da a los participantes en sus programas de visión natural.

Dos estupendos ejercicios para mejorar tu visión

Sandwichs de sol

El primer ejercicio es lo que él denomina “sandwichs de sol”, que consisten en alternar palmeo y asoleo en pequeñas dosis, idealmente cuando el sol está en una posición baja en el cielo. Se alternan varias veces 5-15 segundos de asoleo con 5-15 segundos de palmeo, generando una alternancia de luz y oscuridad.

Junto con todos los beneficios que ofrece el asoleo, este ejercicio específico produce una gran cantidad de ajustes en los músculos involuntarios de los ojos, lo cual supone una gimnasia estupenda para mejorar la visión.

Oscilación pendular

El otro ejercicio que nos recomendó Nathan en esta ocasión es el de “oscilación pendular”, el cual le encanta no solamente por su efecto en la visión, sino porque además le permite conectarse inmediatamente consigo mismo y con la tierra y sentirse sereno.

Para practicar este ejercicio, cierra los ojos e imagina un péndulo en marcha, como el de un carillón, o bien cualquier tipo de objeto atado a una cuerda que oscila. Puedes imaginarlo mientras haces palmeo o simplemente con los ojos cerrados, con una oscilación moderada, que no llegue demasiado lejos a la izquierda y a la derecha, sino que se mantenga cerca del centro. Mientras imaginas este movimiento pendular, presta atención al efecto que esto tiene en tus ojos y en tu mente.

Si no notas ninguna diferencia, te invito entonces a detener el péndulo inmediatamente a la izquierda o a la derecha para que quede inmóvil en el aire; observa entonces qué sucede en tu mente, en tus ojos o en tu cuerpo, y suéltalo de nuevo.

Cuando yo misma probé este ejercicio de Nathan y detuve el péndulo, observé que mi respiración se detuvo, y sentí una tensión leve pero perceptible en los ojos, en la cara y en el resto del cuerpo. Era una sensación poco natural, como si hubiera un problema o algo que no estuviera bien. Todo volvió a la normalidad al volver a soltar el péndulo.

Según Nathan, este péndulo inmóvil representa lo que nos sucede cuando mantenemos la mirada fija en algún punto. Nuestros ojos dejan de moverse y la mente se estresa o se tensa, y quizá también el cuerpo. En consecuencia, la invitación para ti es que apliques el ejercicio de imaginar la oscilación pendular en tu vida cotidiana y no solo con los ojos cerrados.

Entonces, si estás mirando la pantalla de tu dispositivo, ¿qué pasa con tu péndulo? ¿Te has olvidado de él porque estás distraído con las imágenes que estás viendo, o puedes permanecer conectado con esta película mental que se reproduce en tu cabeza y seguir jugando con ella? ¿Puedes mirar la pantalla oscilando los ojos, como si estuvieran siguiendo a ese péndulo?

Por otro lado, cuando estás mirando a una persona a los ojos, también puedes imaginarte un péndulo que va del ojo izquierdo al ojo derecho, y seguirlo con la mirada. No te quedes mirando un solo ojo de manera fija y sin parpadear (lo cual es lo que suele suceder). Con este truco, podrás mantener un contacto visual adecuado y al mismo tiempo mantener tu mirada en movimiento, lo cual será muy beneficioso para tus ojos y para tu visión.

Conclusión

Espero que este contenido procedente de la entrevista a Nathan Oxenfeld te haya resultado interesante y que sientas curiosidad por probar estos dos ejercicios. ¡Déjame tus impresiones en un comentario a continuación!

😊🌹🙏

36 Comments

Deja una respuesta a Marlen Cancelar