¿Qué es la visión Natural?

¿Qué tal si comenzamos por lo esencial? ¿Te gustaría saber qué es visión natural y conocer el fundamento científico que hace de ella algo tan interesante para ti?

Visión natural es un conjunto de principios, métodos y técnicas de mejora visual que permite restablecer y preservar la capacidad natural de ver que tienen tus ojos y tu mente. En pocas palabras, te enseña a cuidar de tus ojos y a adquirir hábitos saludables para mejorar de los síntomas que te impiden ver con normalidad. Todo ello se consigue practicando ejercicios y métodos 100% naturales, no invasivos, eficaces y científicamente validados.

¿Cómo empezó todo? Nos remontamos a 1920, año en que se publicó la gran obra de referencia científica del pionero William H. Bates. El Doctor Bates era un oftalmólogo convencional que se sentía frustrado por constatar que unas gafas o lentes no curaban realmente de la visión a sus pacientes.

En sus reflexiones, Bates observó que personas operadas de cataratas (sin cristalino) eran capaces de enfocar. Esto le llamó poderosamente la atención, ya que las teorías convencionales de la época consideraban que el cristalino era indispensable para enfocar. En consecuencia, dedujo que debía de haber algún otro mecanismo implicado. Examinando la anatomía del ojo, propuso la hipótesis de que los músculos extraoculares rectos y oblicuos también participan en el enfoque.

Basándose en sus estudios, desarrolló todo un método de reeducación visual que se enseñó durante mucho tiempo en las escuelas públicas del estado de Nueva York con gran éxito. Además, sus investigaciones fueron publicadas en numerosas revistas médicas de prestigio. A pesar de que su obra ha sido cuestionada, sus hallazgos han sido corroborados por numerosos estudios posteriores de diversas disciplinas:

Optometría: Ray Gottlieb es un optometrista comportamental que consagró su tesis doctoral en la Universidad de Berkeley a fundamentar las bases científicas del método Bates. Enseñó visión natural en la Universidad de Berkeley y ha sido profesor en dos escuelas de optometría, en la propia Universidad de Berkeley y en la Universidad de Houston, así como en una escuela médica de la Universidad de Rochester. Creó un método propio de mejoría de la vista por medios naturales y es invitado con regularidad a dar conferencias en Estados Unidos y Europa.

Neurofisiología: El Doctor Stephen W. Porges, de la Universidad de Illinois, formuló la Teoría Polivagal en 1995. Según ella, gran parte de la conducta social y las emociones tienen importantes condicionantes fisiológicos. En situación de peligro percibido, los mecanismos de defensa alteran y empeoran la visión. En cambio, cuando las personas están relajadas, ya sea de forma activa o en actitud de descanso, el sistema visual puede funcionar de forma óptima.

Nutrición: Los ojos, al igual que el resto del organismo, requieren del aporte de nutrientes adecuados y de la eliminación de elementos tóxicos. Está comprobado que el estado del hígado, órgano capital en la gestión de la toxicidad en el organismo, está íntimamente relacionado con el estado de los ojos y de la visión. Dos referencias clave de 1996: Número especial de la revista científica de optometría Optometry & Vision dedicado a la relación entre la nutrición y visión, y número especial dedicado al impacto de la toxicidad en la visión, de la revista científica Nutrition.

Psicología: Charles R. Kelley presentó una tesis doctoral en 1958 en el New School for Social Sciences, asociado a la Universidad de Columbia, Nueva York, por la que ganó el premio a la mejor tesis del año. En dicha investigación relacionó la teoría de las corazas corporales del psicoanalista Wilhelm Reich con las teorías de William H. Bates y estableció correlaciones estables entre diferentes emociones y síntomas de la vista específicos. Sus investigaciones documentaron, entre otras cuestiones, que era posible mejorar la vista de los miopes por medios naturales.

Antropología: Esta disciplina también se ha interesado por la visión y ha documentado los cambios de calidad visual en grupos étnicos que alteran su modo de vida de una forma rápida y total.​ Esto nos demuestra que la calidad visual no es cuestión de biología o genética, sino de adaptación al medio, estilo de vida y hábitos de uso de los ojos; por lo tanto, los problemas de visión se pueden revertir adoptando los modos de vida, hábitos y costumbres que favorecen una buena visión.

Existen numerosas otras confirmaciones multidisciplinares de la obra del Dr. William H. Bates, cuya base teórica también se ha ido enriqueciendo con todos estos trabajos. La visión natural se enseña en el ámbito universitario hoy, y un gran exponente de ello es la Dra. Ainhoa de Federico de Volver a Ver Claro, quien lo hace en la Universidad de Toulouse actualmente. Te dejo con un breve vídeo sobre ello:

Espero que estas breves muestras te den confianza e interés en esta maravillosa perspectiva, porque sí, es una realidad, ¡y lo puede ser para ti! Te animo a creer que sí, que puedes hacerte este gran regalo a ti mismo: ¡Volver a ver claro!

2 Comments

  • Gracia dice:

    Es muy interesante conocer los orígenes de estas técnicas. Resulta muy útil a la hora de desmontar creencias, especialmente cuando detrás hay tanto trabajo de investigación y de tanto nivel. ¡Gracias!

    • Volver a Ver Claro dice:

      ¡Efectivamente, Gracia! Me alegro de que lo aprecies y sí, hay mucho respaldo detrás, además de miles de testimonios de personas cuya vida ha cambiado gracias a la visión natural. 🙂

Deja tu Comentario