Nuevas herramientas para ejercicios oculares: cuerda de Brock, punteros y rotuladores

¿Qué te parece toda la variedad de prácticas y ejercicios divertidos que puedes hacer para mejorar tu visión naturalmente?

Hoy voy a compartir contigo ejercicios con la cuerda de Brock, punteros y rotuladores que utilizamos en el eSPAcio para tus ojos y en el curso avanzado Volver a Ver Claro. También te enseño los materiales que recomendamos para practicarlos.

En varios de estos ejercicios trabajarás la convergencia y la divergencia:

  • La convergencia es la capacidad de estimular la acomodación al ver un objeto cercano con la mayor nitidez. Tenemos que verlo nítido (gracias a la acomodación) y único (gracias a la convergencia).
  • La divergencia aparece cuando dirigimos la mirada desde un punto cercano a uno lejano.

La cuerda de Brock para mejorar la visión

La cuerda de Brock es un cordón generalmente de color blanco con 3 bolas de distintos colores y permite estimular la visión para mantenerla en forma.

Resulta especialmente útil para tratar trastornos de divergencias, ambliopía y estrabismo.

Juegos con la cuerda de Brock

El objetivo de los juegos con la cuerda de Brock consiste en aprender a mantener una buena coordinación binocular, ejercitando la convergencia y divergencia.

Comenzamos con un breve vídeo donde puedes ver cómo utilizar la cuerda de Brock, en este caso, casera.

En este vídeo también te doy más opciones para jugar con pelotas, aunque los ejercicios con pelotas los vimos anteriormente.

Resulta que al final ponerse bizco no solo era divertido, sino también beneficioso como ejercicio. Nuestros padres no lo sabían pero, ¡tus hijos sí tendrán la versión correcta! Y con la cuerda de Brock podréis disfrutar todos.

Profundizamos en estos juegos

Colócate de pie o sentado y sostén una de las puntas de la cuerda a la altura de la nariz y sujeta el otro extremo en algo fijo, como el pomo de una puerta, o bien pídele a otra persona que la sujete. 

Deja la cuerda tensa y a la altura de los ojos. Coloca una de las bolas en el extremo más alejado, otra en el centro y la otra lo más cercana posible a ti.

Fija la mirada en la bola más cercana con los dos ojos. Tienes que ver una sola bola pero dos cordones, ya que cada uno de los cordones será visto por cada ojo. Lo mismo ocurre con las dos bolas (la del medio y la del extremo), formando los cordones una V. 

Si miras la bola del centro, verás solo una, pero aparecerán de nuevo dos cordones que se unirán en el centro formando una X; y al mirar la bola más alejada, verás una bola y dos cuerdas formando una V invertida.

Si los dos cordones se juntan justo en la bola, formando una X, significa que tus ojos están trabajando correctamente y que sus ejes visuales van a la par.

Si tus ojos se cruzan por delante o detrás de la bola, no lo hacen en el lugar adecuado y deberás trabajar para que el cruce se produzca justo en la bola.

Si los dos cordones se juntan por delante de la bola, tus ojos están demasiado enfocados y demasiado cerca. Relaja el enfoque, porque los ojos están trabajando demasiado.

Si por el contrario, los dos cordones se cruzan por detrás de la bola, significa que has de enfocar más los ojos porque están mirando demasiado lejos. 

Materiales para juegos con la cuerda de Brock

Cuerda de Brock original

Pedir, desembalar, ¡y lista para usar!:

Cuerda de Brock casera

Si prefieres hacértela casera sin tener que desmontar el tendedero de casa, ¡aquí tienes una muy buena solución!:

Punteros para mejorar la visión

El puntero se utiliza para estimular el área foveal. 

La fóvea es una parte del ojo que se ubica en la retina, en el interior de la mácula o visión central, y ocupa un área de 1,5 milímetros cuadrados aproximadamente.

Su función es ayudarnos a tener una visión lo más nítida posible, con todo tipo de detalles y precisión.

Cuando fijas la vista demasiado y tienes tensión corporal y ocular, no puedes hacer una correcta acomodación. La vista se desenfoca y hay difusión y borrosidad.

Con la práctica del puntero estimularás la visión foveal, señalando pequeños detalles y repasando imágenes.

Esto se hace siempre con atención suave y parpadeando, reeducando la mirada hacia la correcta acomodación.

Juegos con punteros

Para los tres ejercicios siguientes, comienza mirando con los dos ojos; después cubre un ojo y después el otro; para terminar, hazlo otra vez con los dos ojos destapados.

Buscar los errores

Con el puntero, recorre toda una lámina de “Busca los siete errores” observando y reconociendo las diferencias entre las dos imágenes.

Buscar a Wally

Este famoso juego de buscar un personaje es muy interesante para incentivar la atención al pequeño detalle.

También puedes usar imágenes de cualquier tipo y concentrarte en cualquier detalle (por ejemplo, todas las personas que tengan el cabello rubio, o todas las que lleven algo rojo en la ropa…).

Repasar textos o imágenes a distancia cercana

Usa el puntero para repasar letras de una lámina o de un libro, leyendo muy despacio sin forzar la vista. A mayor dificultad, conviene que sean letras más grandes.

Puedes utilizar cualquier lámina que contenga imágenes, figuras geométricas, etc.

Repasar y contornear a distancia intermedia y lejana

Para este último ejercicio trabajarás con cada ojo por separado. Repasa objetos de la sala en la que te encuentres. Dibuja sus contornos en el aire y repítelo mirando hacia la calle, dibujando ventanas, árboles, nubes, etc.

Materiales para juegos con punteros

Existen varios tipos de punteros disponibles, como los tres siguientes:

También puedes prepararlos en casa con unos palillos para pinchos morunos y un rotulador. ¡Píntale la punta a uno y ya tienes tu puntero!

Rotuladores, bolígrafos o lápices de colores para mejorar la visión

Vamos a seguir estimulando la convergencia y la divergencia, esta vez con rotuladores, bolis o lápices de diferentes colores.

Juegos de convergencia y divergencia con rotuladores, bolígrafos o lápices de colores

Tanto en la convergencia como en la divergencia, los ejes visuales se juntan en un punto y se estimula la binocularidad.

Cuando miras a lo lejos (al infinito), los ejes visuales de tus ojos están paralelos; no se juntan para mirar nada en concreto y estás en una posición de relajación y de divergencia.

Elige dos rotuladores, bolígrafos o lápices de color de la misma forma pero con colores diferentes y que hagan contraste.

La práctica consiste en poner uno cerca de la punta de la nariz y el otro con el brazo estirado y cambiar el foco de cerca a lejos y viceversa.

Haz los cambios de lejos a cerca y de cerca a lejos con rapidez y precisión, de manera que ambos ojos coincidan en el mismo punto del espacio, lejos o cerca. Así estimularás los reflejos del sistema de acomodación.

La práctica es más completa cuando además de los rotuladores, bolígrafos o lápices de color utilizas también una tercera distancia, que es el horizonte.

  • En primer lugar, mirando el rotulador cercano (convergencia y acomodación) lo verás como único, pero el segundo que está en la distancia intermedia aparecerá desdoblado, uno a cada lado del primero. Así tomas conciencia del área de periferia en la retina.
  • Seguidamente, mira el rotulador de la otra mano. Ese lo verás único y el de cerca aparecerá doble. Nuevamente apreciarás en qué zona de la retina se percibe y el espacio intermedio. Esto indica que hay una buena fusión binocular.
  • Después mira a lo lejos. Tus ejes visuales convergen en un punto y aparece este como único. El rotulador del punto intermedio aparece uno a cada lado, y el de cerca, uno a cada lado, más abierto que el del punto intermedio. Si esto es así, los ojos están viendo en tres dimensiones.
  • Finalmente, mira al infinito con los ejes en paralelo para descansar los ojos y todo el sistema de la visión.

Materiales (rotuladores)

Si tienes hijos en edad escolar o tus nietos están muy presentes, a lo mejor no necesitas comprar nada más, pero por si acaso, aquí tienes una buena opción.

¡Disfruta de todos estos ejercicios y prácticas! Tanto en el eSPAcio para tus ojos como en el curso avanzado Volver a Ver Claro se profundiza en ellos.

😊🌹🙏

Importante: Ni “Volver a Ver Claro” ni Ainhoa de Federico realizan diagnósticos o prescriben tratamientos, lentes ni operaciones, los cuales están reservados a la profesión médica. Las prácticas de visión natural no sustituyen las figuras del oftalmólogo o el óptico, tratándose de una opción complementaria. Las opiniones y prácticas aquí expresadas han mostrado resultados positivos en gran cantidad de casos, resultando ser una opción de corrección visual útil y eficaz, aunque bajo ningún concepto implican una garantía de resultados. La práctica y la aplicación quedan bajo la responsabilidad de los participantes. Consulta a tu médico cuantas veces sea necesario.

Los enlaces incluidos son enlaces de afiliado. Si compras a través de ellos puede que recibamos una comisión de esa venta, pero esto no tendrá ningún efecto sobre el precio al que tú compres.

2 Comments

  • Melida dice:

    Muchas gracias por sus enseñanzas, yo soy y estoy en Colombia, no he podido ingresar al curso pero se que pronto podré hacerlo, hace un buen tiempo la sigo y me gusta la calidad humana y buen servicio que tiene junto a su equipo, agradezco nuevamente todo el material que me ha aportado, bendiciones

Deja tu Comentario